miércoles, 14 de abril de 2010

El libro de libertad


Muere la tarde
un libro en las manos
acompaña la ultima luz
junto a las almas eternas
mil veces leídas.

Mil veces soñadas
paginas breves
historias, gestas
romances,
palabras de amor.

A través del ventanal
la hiedra crece 
abrazando la cal
blanca y verde
y al fondo la mar.

Mar azul
mar dorada
al sol postrer
 la luz eterna
de ojos enamorados.

Cuando cae la noche
cuando las estrellas
iluminan mi soledad
y la luna rompe la oscuridad
mis dedos buscan tu magia.

Mirada mágica de deseo
pájaros de juventud
que anidan en tu interior
pensamientos sencillos
que buscan la felicidad.

Amo las gastadas
hojas de tu papel
que en esta soledad
de vidas acompañadas
crea amantes fascinados.

Me pregunto en silencio
quien puede matar un libro
quien puede despreciarlo
porque el que ajusticia un libro 
sacrifica la verdadera libertad.

1 comentario:

Amelia dijo...

Qué bien has sabido plasmar el sentimiento que despierta un libro entre los que los amamos y nos llenamos con su lectura.

Es un poema bello de verdad.

Besos.

Amelia