lunes, 27 de diciembre de 2010

Búsqueda



Cuando a través del impetuoso viento manuscrito,
ceñida entre silencios, veo extinguida la hoguera, 
cuando reluciente y destellante en las estrellas
entre susurros una sola vela, queda encendida.

Cuando el bajel navega entre imposibles
en la desatada, trémula y  tenebrosa mar,
condenado el rumbo no sabiendo donde irá,
 sabiendo que entre prodigios algún día llegara.

Buscamos las mejores cartas a veces fingiendo,
pero la vida selecciona ganadores y perdedores
y nada importan las trampas del pensamiento
si son gritos al cielo , son palabras al viento.


Caminantes errantes,músicos olvidados,
sueños malogrados,  luciérnagas apagadas,
iluminad mi ser, iluminad mi alma, mi poema.


Vi un músico callejero que pintaba el viento
y blancas  paredes mojadas en tardes de lluvia
con notas de tristeza, que labraban  sus sombras.


Sentí escalofríos entre monosílabos decadentes,
sin sus caricias y perdida la noción caminaba errante,
 sin oír,sin sentir, sin abrir los ojos, llamándote.


Indubitadamente el bosque dejará pasar la luz
iluminando praderas que obedientes asoman
a la luz de la aurora que cada mañana sonríe,
y es que la poesía solo alimenta sentimientos.

martes, 7 de diciembre de 2010

Manos





Os convoco crepusculares
tormentas, de silenciosos
instantes, de quietud, de paz
quiero contar mi sueño.

Vi unas rudas manos
que los sueños convierten
en  blancos corceles
iluminando prados y sombras.

Vi unas blancas manos
que los sueños tornan 
en sedosos algodonales
que atemperan el alma.


Vi unas implorantes manos
unidas por hilos de ternura
suplicando aun con espinas,
palomas, vientos de libertad.


Vi unas manos pequeñas
frágiles como la humanidad
cervatillos, blancos corderos
sueño dentro de mi sueño.


Vi unas manos de tahúr
manchadas por los juegos
adornando mares de tinieblas
buscando semillas de luz.


Vi unas manos recogiendo
hojarasca caída en otoño
ah melocotonero estival
sopla viento de pesares.


Despierto entre borrascas
vientos de ida
vientos de vuelta.


Manos que viven
manos que acarician
manos que odian 
manos que matan
manos que aman
ese es el mundo.



domingo, 5 de diciembre de 2010

Dehesas



Cayendo los ecos de  la tarde
en la tenue luz del dulce otoño
con vibrantes sonidos de avefría
trinos melodiosos, cantos al viento.

Oyes llorar la umbría
la oyes,
mil murmullos de luna
mil memorias olvidadas.

Si algún día quisieras
hablarme de tu soledad
nombrarme las estrellas
tus veredas mostrarme.

Si algún día quisieras
hablarme en la montanera
deleitarme con tus frutos
errantes fugitivas, llorad.

Verted lagrimas de vida
esas lagrimas de alegría
lagrimas de carboneros
por el vivir de cada día.

Donde mis ganados
cordeles, cañadas,
coladas
llenas de otoño.

Bosque de quercus
que en los limites del
Duero
 sois dehesas.

Laicas  milenarias
luminosas  umbrías
festejad vuestro
noviazgo, con lares
de Extremadura.


jueves, 2 de diciembre de 2010