martes, 7 de diciembre de 2010

Manos





Os convoco crepusculares
tormentas, de silenciosos
instantes, de quietud, de paz
quiero contar mi sueño.

Vi unas rudas manos
que los sueños convierten
en  blancos corceles
iluminando prados y sombras.

Vi unas blancas manos
que los sueños tornan 
en sedosos algodonales
que atemperan el alma.


Vi unas implorantes manos
unidas por hilos de ternura
suplicando aun con espinas,
palomas, vientos de libertad.


Vi unas manos pequeñas
frágiles como la humanidad
cervatillos, blancos corderos
sueño dentro de mi sueño.


Vi unas manos de tahúr
manchadas por los juegos
adornando mares de tinieblas
buscando semillas de luz.


Vi unas manos recogiendo
hojarasca caída en otoño
ah melocotonero estival
sopla viento de pesares.


Despierto entre borrascas
vientos de ida
vientos de vuelta.


Manos que viven
manos que acarician
manos que odian 
manos que matan
manos que aman
ese es el mundo.



5 comentarios:

Carmela dijo...

"Manos que viven
manos que acarician
manos que odian
manos que matan
manos que aman
ése es el mundo."
Es cierto .Hay manos para acariciar y manos para azotar.

Manos para curar heridas y manos para abrirlas.
Manos para crear y manos para destruir .
Manos para la vida y manos para muerte.
Movilizante poema.
Transmite un mensaje hondo y especial.

SILOE dijo...

Las mismas manos capaces de matar, sulene dar vida.
Hermoso poema.
me aventure a asomar, y me encanto tu blog.
Saludos, Reme.

Luis Lenes dijo...

Hola José.

muy buen poema! me encantó!
y felicitaciones por las antologías!

te mando un gran abrazo!!

Terly dijo...

Te he leído en el blog de Amaya un poema sobre Córdoba, él me ha hecho coger el AVE para llegar hasta aquí.
Aunque regresaré con más calma, he leído ya algunos de tus poemas y me han gustado.
Mis saludos.

Carmela dijo...

Ojalá se uniesen muchas manos para mitigar los padecimientos del mundo!!!
Para distribuir equitativamente los panes y los peces...
Para calmar la falta de sustento.
Para encender el candil de la esperanza y de las utopías...
Abrazos!