viernes, 28 de noviembre de 2014

Ya huele a lluvia




Ya huele a lluvia,
y las brisas ya susurran su llegada
como viejas alcahuetas, de puerta en puerta,
ya huele a lluvia.
Ya las golondrinas añoradas en ausencias
marcharon en largas hileras al sur soñado
cual viajeras de tiempos rejuvenecidos,
ya los arboles, en silencio desnudan sus ramas.
Ya huele a lluvia
y sacando mi mano a través de las rejas
noto el leve contacto de cristalinas gotas perdidas
ese innato gesto que desde la niñez aprendí.
Las nubes plenas de húmedas fragancias
ornan atenazadas y sombrías
los últimos fulgores del crepúsculo,
ya huele a lluvia.





El viejo gorrión




El viejo gorrión tiene un plan trazado de antaño
y no es otro que continuar viviendo, otro año.




jueves, 27 de noviembre de 2014

Noches y sueños


Una tristeza mi alma estremece
en atardeceres y noches profundas,
en la escalinata de mis sentidos
si tu mirada no modera mi destino.
Amar es crear belleza sin sutilezas
cielo sin sol, tierra sin hombres,
muerte con añoranzas de llantos,
amar es una huella encontrada.
En la vida hay muchos caminos
y claras ausencias de caminantes,
hay sueños carentes de principio
y hay sueños que nunca se lloran.
Cuando la luna traspasa naranjos
y el azahar perfuma tus ojos,
los silencios iluminan la noche
hasta que reine el gallo del alba.


sábado, 22 de noviembre de 2014

Musicalidades



La vida es una caja de música
plena de notas, de sonidos deseados
que nacen y mueren cada instante,
 ríos de acordes que luchan a diario
mostrando soledades ,pesadumbres.
Desdeñamos inquietudes cadenciosas
a cambio de esperanzas quebradizas
desencadenando  banales ilusiones,
fantasías calcinadas con cada aurora
que son simiente de una nueva luz.




domingo, 9 de noviembre de 2014

Abrazos de otoño




Murmullos de viento al otoño gritan
gritos que  rozan sutiles, errantes,
los presumidos brazos, que aun dormitan
inmóviles, por estíos ya distantes,
sueños irreverentes os agitan
hasta soltar amarras incesantes.
No temas tan efímera libertad,
que así, aunque triste, es la perenne verdad.