viernes, 30 de agosto de 2013

Naranjas y limones




Entre sombras esta mi patio
altivo, siempre sencillo
con aromas a tomillo,
Muchas tardes solitario.

Entre sombras esta mi patio.

A la sombra de un naranjo
blanco cuerpo refugiado
lloro mi llanto cansado
junto al  invierno dorado.

A la sombra de un naranjo.

Arrullo frutos arrancados
solo azahares amamanto
entre macetas de acanto ,
soñando abrazos amados.

A la sombra de un naranjo. 

Blanco cuerpo, blancos hombros
negros ojos, labios dulces
que limpia  tu alma transluces
entre jilgueros y asombros.

A la sombra de un naranjo.

Ya se acuesta el sol, sin llanto,
ya se oscurece la tarde
y todo en un solo instante
en esa tarde de encanto.

Y todo siempre transcurre
A la sombra de un naranjo.