viernes, 23 de septiembre de 2011

El Adarve


Como acaricia la niebla entre los membrillos
ese vestido de piedra cansada y arrugada
cortejo de los tiempos, romances , romancillos
de atardeceres de invierno, luz acaudalada.
Amantes desposados, las rejas tus anillos
y humildes perlas, en  tu frente coronada.
Las lechosas callejuelas de verdes eternos
abrazan brumas y caminantes sempiternos.


martes, 20 de septiembre de 2011

Alma de otoño


El frio contorno de mi  alma herida
conserva ecos de la lumbre postrada,
el rumor del bosque, la mar perdida
que vende pueblos en  la alborada.
Suspicacias y  tiranías en vida
 que surgen como dioses en bandada. 
Y solo entonces  cederé mis lares
tras mi otoño, buscando nuevos mares.

Haiku de Otoño



Un  árbol solo,
crepúsculo en soledad,
amarilleando

jueves, 15 de septiembre de 2011

Vientos de poesía


Que será,
que será del corazón mio
cuando el viento condenado esté,
cuando mis manantiales murmuren silencios,
que será.

Como será,
como será el camino peregrino
cuando la noria apague sus suspiros,
cuando los vientos dejen de escribir poesías,
como será.

No lo se,
y quizás nunca quiera conocer 
lo que mas allá de los sueños y  destinos
depare el viento , ese viento cargado de poesía,
ese viento hacedor de versos,
de rimas temporales.


viernes, 9 de septiembre de 2011

Pescando Sueños



Hacia el ecuador de la medianoche
cuando las cañas tensan esperanzas,
las sedas atraviesan  las tinieblas
espesas, gritos silenciosos de la mar
invocan a pálidos rayos de luna, 
entonces, entonces busco el calor
en el lecho de las húmedas arenas.

A veces noches hondas y oscuras,
a veces diáfanas noches de luz
apresando miradas de fascinación, 
esos temores ancestrales ocultados
por misteriosos luceros alejados,
bandadas de estrellas silenciosas
 aduladas por mis dedos soñadores.

Las cañas rozan la mar, como
labios de amantes mecidos
por las sombras de los sueños
y ya  no importará la cosecha,
fundido entre la mar y las estrellas
alejo leves  ráfagas de pesadumbre,
así, mi desnuda soledad, nunca llorará.

Escucho, escucho a la mar llorar
por las almas derrotadas y ocasos
de melancolía, entre arenas de rumores
veo, veo a la señora de las mareas,
perla luminosa de los confines, que
alegra la nocturna oscuridad
bailando con las olas, tangos de lujuria.


sábado, 3 de septiembre de 2011

Soledades de Bomarzo


En la memoria de Etruria
donde el aire parece dormido,
los manantiales fluyen  vírgenes
llenando el alma de sosiego , calma.


Vicino, oh errático Vicino
bebemos de los goces de tu belleza
alma de la roca que fragancias exhalas,
labrando de lo humano, lo divino.


Tragedias errantes de viento y fuego,
leyendas de osos, orcos y dragones,
pensamientos perdidos bosque adentro,
con ojos rotos, corazón desierto, 
y alma de poeta.


Bosque Sagrado henchido de lamentos
sollozos a la luz de una luna de seda,
ay, llantos de ira por la muerte pétrea
ay, llantos de bienvenida por una nueva 
alegoría.


Y una noche, a la luz de las estrellas
junto a Jano, Hécate, Saturno y Fauno,
siento subir mi alma junto a viejos dioses,
siento  mi soledad alejarse de los hombres.


Y lloro por amor,
 lloro por la muerte,
 las soledades del alma,
 lloro por mi amada.


 Pier Franchesco Orsini

viernes, 2 de septiembre de 2011