viernes, 18 de febrero de 2011

Que llueva



Que llueva, que llueva
silencios lapidarios
murmullos callados
gotas en los ventanales.

No duele la lluvia
duele la soledad
duele la intolerancia, 
duele el olvido
que llueva, que llueva.

Senderos de lluvia
lentamente resbalan
por el cristal ausente
lagrimas celestiales.

Que llueva, que llueva
gritos de amistad
granizos de  tolerancia
Que llueva, que llueva.


Un mundo cubierto
de pétalos marchitos
de huellas borradas
por la humilde lluvia,

Que llueva, que llueva.

Norte, Sur, Este, Oeste
¿he sido o acaso seré?
he sido el principio
he sido el final

Que llueva, que llueva.

Miro el horizonte, la lejanía
emprendo un largo viaje
hacia la ciudad que se aleja
la multitud grita silencios

Que llueva, que llueva.

Porque la lluvia dona vida
porque la lluvia los astros
refleja,
porque la lluvia es relámpago
y la vida un relámpago es,
Que llueva, que llueva. 

Largas noches de sueño
nací rocío, crecí torrente
florecí en el ancho mar
y de nuevo

Que llueva, que llueva.



2 comentarios:

SILOE dijo...

Una delicia... y ademas de llover, que nos moje esa lluvia de deseos.
Un abrazo...
Reme.

lidia dijo...

un nuevo blog,de apariencia-esta lindo,con tus poesias....hermosas,
nada de mi puedes sacar, yo de ti si!
y no me cabe duda...
gracias por estar,compartir
un abrazo enloquecido
beso
lidia-la escriba