miércoles, 25 de agosto de 2010

La sepultura olvidada


Nadie vino
nadie vendrá
la hojarasca se acumula
luz y sombra.

Los cipreses,
la sombra de los cipreses
alarga la melancolía
de vientos errantes.

Lánguido otoño,
belleza triste,
solitaria belleza, 
la muerte por la vida.

Como corren las nubes
blancas nubes de soledad
nubes de amarga lluvia
nubes que añoran el mar.

Polvo, hojas secas
el olvido 
una vida
la muerte.

Que suerte la mía
siempre busque ventura
 desertaron las estrellas
y las lagrimas embusteras

Nadie se acerca
nadie vendrá
solo los gorriones
aman sobre mí.


martes, 24 de agosto de 2010

La lechera soñadora


Mil sueños rotos
tocan costas sombrías
entre sabanas blancas
con lagrimas en los ojos.

Soñaste batir tus alas
codiciaste sutiles pétalos
anhelaste la luna a tus pies
oh, secretas esperanzas.

Derramadas las ilusiones
en el averno de los deseos
triste y agridulce laberinto
limbo de utopías anheladas.

Si, soñé un día
cantos de sirena
si, soñé un día
fecunda fantasía.

Ceñí esa escurridiza
quimera, abecedario
de los humildes
que solo pueden soñar.

Y no dejaré de soñar
y no dejaré de llorar
porque llorando sueño
y soñando la vida, vivo.

Los sueños
sueños son
y la vida otros
caminos ocupa.


domingo, 22 de agosto de 2010

¿Que son los años?


¿Que son los años?
¿acaso recuerdos?
¿acaso sonrisas?
¿quizás dolor.?


Yedra enredada
en las nieblas del recuerdo
en unos ojos cansados
por los deseos prisioneros.

Cercana lejanía
rumores del tiempo
que al paso de la primavera
marchitan olvidadas rosas.

Rosas de pubertad
de aromas embriagadores
y por vientos erosionadas
 de nunca olvidadas.

Sigue avanzando 
rueda del destino
no detengas mi sino
preservarme del olvido.

Alguno de estos días
en estanque solitario
navegarán  mis sienes
solo rezo por tu compañía.

Entonces seremos extraños
 que se amaron
que se aman
 y que siempre se amarán.

¿Que son los años?
¿acaso recuerdos?
¿acaso sonrisas?
¿quizás dolor.?


Que triste es la soledad
de los años vividos
de los años pasados
y por todos olvidados

Y es que el viento
un reloj amamanta.

viernes, 20 de agosto de 2010

Un paseo por las nubes



Sobre las cumbres rocosas,
sobre las ilusiones sonrientes,
sobre cúmulos amontonados
paseé montañas iluminadas.


Áurea luz de mieses luminosas
cosechas trémulas, limpias gotas
que a veces parirán tempestades
a veces maná, a veces la vida.


Al caminar, el fulgor del astro rey
encandila mis asombrados ojos
ojos afortunados que si abrazan 
esa  bóveda ungida por la luz.


Ay, lloro por aquellos que nunca,
este claro y silencioso bosque
arboleda de tonos  esponjosos,
podrán pasear,ay, miserias de hoy.


He visto la aurora,
he visto el crepúsculo,
he admirado las estrellas
en un horizonte nuevo.


Dos universos
arriba y abajo
cara y cruz
dos mitades.


Que mar azul,
que mar eterno,
no sé, si aquí
mi alma, 
me pertenece.


Amaré los nimbos
esos nubarrones
ahora y en la hora
de esa, nuestra suerte.