miércoles, 23 de junio de 2010

Calle de los Desamparados, 5


Entre aligustres y rosales
con las parras arañando
las vírgenes y blancas
paredes del patio silencioso.

Esos son mis centinelas
los de mi alegre humildad
implacables contra la tiniebla,
 incultura que anula la libertad.

Humildad, bendita humildad
las de los hombres buenos
la de los poetas infinitos
sembradores de frescos versos.

Ecos, ecos del pasado
manchan tus paredes
ecos de cultura
ecos comprometidos.

A la sombra del peral
con la luz acariciando
los verdes brotes,  
alumbrando estrofas.

Caminante de las tierras
de España, caminante,
soñador de tristezas
en castellanos sitios.

Cocina de hierro
estufa de petroleo
fríos segovianos
hasta en los retratos.

Horas silenciosas
calladas horas
de versos inmortales
para una eternidad.






lunes, 21 de junio de 2010

El silencio que escucha


Sabes cuando mueren las palabras
vivir el silencio, morir en silencio
a veces la muerte es dignidad, si
recuerdo tu tenues caricias.

Ya no existen celosías en mi alma
y entiendo el olvido del tiempo
y entiendo a los dibujantes de sueños.
y entiendo los sueños olvidados

Cuando mi edad finalice como
letal veneno de la noche, y
caigan las murallas de la memoria
con la impaciente claridad del alba.

Entonces volveré a renacer
Gozaré en solitaria compañía
cuando el sol rompa la mañana
la que sabes, la ya que conoces.

Y escucharé a los desposeídos
y amamantaré a los justos
y alimentaré los odios
solo soy, el silencio que escucha.

domingo, 20 de junio de 2010

Adolescencia



Busco la tierra
Manantiales de juventud
Ocasos de humana decadencia
Tibios soles de poniente.

Viento insinuante
Nave secreta de mis ideas
Firmeza plena de los vientos
Turbia claridad del fin.

Un día romperemos el aire
Un día robaremos al viento
Vientos  de eternidad soñada
Soplos cristalinos de silencio

Quien cree en la muerte propia
Cuando la tierra te reconoce, con
Mástiles inflamados de victoria
Vete despacio de la vida.

Los caudales de sombra
Sombras espesas y mudas
Ebrias sombras nocturnas
Roquedales del tiempo presente.

Arrugas preñadas de silencio
Hermosos y
Misteriosos besos secretos
En quebrantados amaneceres.

Olvidados, perdidos los
Besos de la divina inocencia, los 
Ecos de abrazos polvorientos, las
Voces de relámpagos juveniles.

jueves, 17 de junio de 2010

Ya no se escriben cartas


Ya cartas no se escriben 
añoro cuando el mundo
era   gigante furibundo
que las misivas aviven.

Ríos de tinta, ríos de amor
lagrimas sobre el papel
mil lenguas ,torre de babel
una lejanía con bello calor.

Atajo a tus labios gratos
ya no se escriben cartas
para que lejanías compartas
vivo de tus alegrías y relatos.

Amor de madre
amor compadre
noviazgos de antaño.

ilusión de la llegada
noticias de la amada
a veces triste engaño.

domingo, 13 de junio de 2010

Llama eterna



A veces toco fondo
en las frías madrugadas 
solo hablando con la oscuridad
queriendo pintar mis anhelos.

Miro la luz de una vela
llama juguetona de luz
que recuerdos rememoras
mil sombras en la noche.

Aquella noche irrepetible
cuyo  limite fue la pasión
bajo la  diminuta llama eterna
cuando abrasaban los susurros.

Llama que iluminaste
una esquina de mi alma
que recorriste mi cuerpo
iluminando mis sentidos.


Solo he podido ser
lo que soy y seré
solo he podido querer
lo que he querido y querré.


Encender la llama
o dejarla morir
bajo la sombra
del árbol que nos cobija.


Vieja llama compañera
hemos vivido la distancia
el silencio de madrugada
los secretos de la soledad.


Cualquier día
en cualquier lugar
una llama se apaga
una luz se extingue.


Solo lucho porque
el fulgor de tu faro
por jamas deje 
de iluminar mi camino.

domingo, 6 de junio de 2010

Buscando la libertad



Cuando muere la libertad
golpeada por los necios
cuando se nace para morir
el destino no perdona.

Larga carretera solitaria
que el viento de los tiempos
conjuga las negras tormentas,
la intolerancia de los hombres.


El mundo sigue girando
sobre los ejes del poder
quisiera plantar un sueño
del que germine libertad.


Mía es la voz
que en silencio grita
por pueblos vejados
que nadie escucha.


No puede ser
que unos pocos
usureros
al mundo adulteren.


Un buen día
gentes corrientes
extenderán sus redes
pescadores de utopías.


Pedir la luna
besar las estrellas
estrechar una mano
el orbe por hermano.


Venid con nosotros
patricios del mundo
que las amapolas
rojas sangre son.


Temprano la mañana
llegará para las espigas
volverás a mis campos
preñados de libertad.



sábado, 5 de junio de 2010

Guadaíra



Bajo los sauces de tus orillas
junto a esbeltos y negros álamos 
el silencio de tus riberas doloridas
y tus llantos por la muerte oculta.

El tiempo siempre dejó huella
las aguas horadaron tus ribazos
al continuo paso de las perseidas 
lluvias de soledades olvidadas.

Río harinero, dime, ¿eres feliz?
 tus sueños mueren en tus riberas
entrégame la verdad, ¿eres feliz?
o quizás  mueres en silencio.

Por quien suspiras río
acaso por las otoñales
que tu cuerpo sanen
porque tu alma eterna es.

Cuando en las cálidas
y cortas noches veraniegas
tus aguas reflejan el astro
olvidamos que herido estás.

Cuando la mañana despereza
cuando los sonidos de la noche
dormitan entre los rayos primeros
tu pura libertad amenazada está.


Aquel amor primero entre iguales
cuando los hombres a ti acataban
cuando a los hombres dabas tu vida
aquel amor que soñaba sinceridad.


Un silencio de sufrimientos
añorando aguas puras
buscando integra amistad
dejadme vivir en libertad.


No oís mis lamentos
no escucháis mis gritos
sueño 
quiero vivir.