viernes, 4 de agosto de 2017



Tire la piedra al río
Para observar las ondas
Alcanzando la orilla,
Vi reflejados tarajes,
Adelfas  rojas y blancas
Junto al embarcadero
Que un día fue Portus.
Las concéntricas ondas
juegan con mis sentidos,
El metálico ferró bus
Se asoma entre eucaliptos
Parece detenido el tiempo,
Avanza monótono, con lentitud,
Rompiendo la tarde de agosto,
La silenciosa tarde de verano
Solo profanada por grajos
Y algún cuclillo, cuyo eco
Rebota en la roca cortada.
Sigo mirando las ondas
Se pierden en la otra orilla,
Silenciosas, solo cortadas
Por un viejo tronco de álamo
Que navega casi hundido.
Así avanza nuestro destino
A veces en calma pero seguro,
Como las ondas formadas
Cuando tiras una piedra al río.

No hay comentarios: