lunes, 28 de marzo de 2016

Niñez



Quizás,esa ninfa se ausentó entre nieblas,
Como los navíos que se alejan de la costa
Con el sabor del adiós del que no volverá,
Quizás, la vida no retornará y no por orgullo.
La naturaleza solo avanza sembrando ilusiones
Que a veces florecen, a veces se desvanecen
Entre primaveras que cantan con esperanzas
Y veranos que no siempre albergan estrellas.
Edad en la que no existen los planes futuros,
Donde el pasado es la escuela del mañana
Y una mano protectora mitifica la sangre,
Entre dádivas de hortelanos esperanzados,
Esperanza, el abono que fertiliza rapaces
Que retoñando , lloran y ríen con el viento.
Pero es en los ojos donde se pinta la luz
Que ha de iluminar el camino del velero
Cierta la estrella que ilumina navegantes
Entre oscuros laberintos de un mar de gozos,
Esas orillas que coronan las inocencias.






lunes, 14 de marzo de 2016

Esta noche pasé por tus sueños



Esta noche pasé por tus sueños
y rozando la luna con mis dedos,
un arco iris de plumas de colores
abría camino entre esmeraldas,
observando esas oleadas de pasos, 
que respirando estallan silenciosos,
Vi tus ojos que raudos me empujaban,
oí tus labios pronunciando mi nombre,
esa música me quemaban los oídos,
impasibles cuerpos y olas que pasan,
se que que en tus sueños no me ves
porque mis sueños nacen donde mueren
y siempre viven sin vivir queriendo.
Pero las noches me acercan entre sueños
a las utopías deseadas, a temores, sombras,
remotos suspiros sin nombre de pila
que como fríos aceros hieren mi alma
mas allá de los espejos de lujuria,
esos pechos reflejados con corazón,
que súbitamente reposan en mis brazos,
esta noche pasé  por tus sueños 
y al despertar vi mi sueño junto a mi.






domingo, 13 de marzo de 2016

Nyhavn



Mil ventanas buscan mástiles olvidados
añorando luces que retrasadas caminan,
luces húmedas ,curiosas, sigilosas luces 
que enamoran y unen orillas gastadas 
orillas uniendo  colores, olores y sabores
bajo la paz de los gélidos cielos del norte.
Ya tus barcos no navegan entre lamentos
de pasadas galernas, ni alegrías del retorno,
ni mares embravecidos, ni fértiles cosechas,
ya dejaron de pintar estelas de espuma,
ya dejaron de sembrar lagrimas de despedida,
ahora, con la eterna invisibilidad perdida
son los brillos que dan lustre entre sonrisas.
Cuerpo de  arco iris levantado entre sueños
que en las noches de luna ausente, devuelves
entre misteriosos silencios  esa luz prestada,
esa tenue  luz que nunca dio espaldas al mar,
luz que entre encendidas delicias besa miradas, 
luz  que nunca ha de borrarse de la memoria.