domingo, 21 de febrero de 2016

Quisiera ser



Quisiera ser sombra de abeja
y rozar los pétalos de tu piel,
imaginar que tus dulces labios
como rosa enjaezada sueñan
en ser poseídos por finas alas.
Quisiera ser sombra de abeja
que cada mañana vuelve a ti,
la flor mas hermosa del jardín,
navegando, vadeando tu alma
sin suspiros, sin dolor, solo tu.
Quisiera ser sombra de abeja
que libando acaricie tu pelo,
domeñando tus delirios de luz, 
sembrando una sonrisa adictiva
cargada de eterno soplo divino.
Quisiera ser sombra de abeja
para respirar tus aromas dulces,
saboreando néctares cristalinos,
luz fulgurante, pura, que proyecta
la cálida sombra una abeja, en ti.


viernes, 19 de febrero de 2016

Instantes



Instantes, todo son instantes,
Escalofríos en alegrías,
Instantes de confusión
Lejanos, cercanos, 
Instantes perfumados.

La luz de una noche
Plena de Perseidas,
Perlas de un instante
Que vienen y van ,
 Luciérnagas errantes.

Instantes, todo son instantes,
Cuando el almendro preñado
De blanca espuma de aromas
Anuncia la primavera,
El instante de la memoria
Retorna.

Instantes, todo son instantes
Un  adiós,  en una solitaria
Estación del sur, donde la niebla
Atenaza la gris madrugada
De los corazones emigrantes.

Instantes, todo son instantes,
El cauce de nuestra existencia
rizado por las brisas del tiempo
y por aquellos legados que flotan,
esquinas de una ciudad que avanza.

Es la vida un hermoso instante,
 De luces , colores con sueños,
De sombras, dolores con recuerdos
E intensidades de paraísos buscados,
Ay, esos amores resplandecientes,
Esos tan añorados instantes.

Y la muerte
Ese supremo instante
Que da gloria a los poetas
Pureza a una vida, a esa vida
Que es un prodigioso instante.



sábado, 13 de febrero de 2016

Violencia de género



Cuando la vida camina
Sentada sobre lagrimas
En un baile disimulado,
Ya no es vida, ya no es nada.
¿Puede una playa vivir sin olas?
¿Puede la Luna vivir sin Sol?
Cuando la vida camina
Entre nieblas de ignorancias
En un devenir irrespirable,
Ya no es vida, ya no es nada.
¿Puede el rayo vivir sin luz?
¿Puede la adolescencia no amar?
Cuando la vida camina
Entre  heridas pendulares
Que entristecen esperanzas,
Entre miradas temblorosas,
Ya no es vida, ya no es nada.
Cuando la vida camina
Y una vereda se nos cierra
En el  oscuro bosque, siempre,
Otra ruta bordea las zarzas
Deteniendo las tristezas,

Mostrando el camino hacia la vida.


Sueños de ayer



Sal solecito,
calientame un poquito
para hoy, para mañana
y para toda la semana.

A veces, sueño con la infancia,
paredes blancas, verdes macetas
juegos callejeros, calles de luz,
sueños dulces en tardes vírgenes.

Trémulas y frías las mañanas de enero,
un rincón  buscando los besos de sol
como tras días de lluvia, busca el caracol
sabiendo que el frío no morirá sin hierba.

Entre brumas, rompen los sueños,
sueños sin tempestades y esperanzas,
la calidez de los sueños tranquilos
entre hermosos rostros risueños.

Amaneceres de colores,
amaneceres con esencias,
amaneceres de olores,
amaneceres de ausencias.

A veces sueño con la escuela
los fríos inviernos temblando
y don Miguel, rígido maestro
derramando silencios en su tutela.

Severo, austero, disciplinado,
como los tiempos vividos
a veces aturdidos, otras atrevidos,
 piedras pequeñas buscando la luz.


Las tardes nunca tienen prisa,
Los gritos se amortizan entre sombras,
las graillas van quedando desiertas
y el crepúsculo colorea las coplillas
que en sueños se vuelven eternas.


Sal solecito,
calientame un poquito
para hoy, para mañana
y para toda la semana.


domingo, 7 de febrero de 2016

Besos de Luna



Dicen que la luna camina sola,
Dicen que no tiene luz propia,
Pero de belleza nítida y clara
Las horas atormenta desvariada.
Tu, hoguera que alimenta pasiones
En las largas noches de plenitud
Dueña, señora de las soledades,
Ser solo tu esclavo al amanecer
Es metáfora de la inmortalidad,
Tus besos tienen alma frondosa
Pasión gitana y efímero sabor,
¿Donde irán los besos de Luna
Que en verano iluminan sin luz?
A veces quien mide los cielos
Acabará  midiendo las sombras.
Si hubiese nacido para un día
Un día cualquiera, un solo día 
Solo hubiese querido un beso,
Un beso sin lamento, sin futuro,
Perdido entre alas de mariposa
Que revolotea soñadora y sola.
Dicen que la luna camina sola,
Dicen que no tiene luz propia,
pero sus besos son luminaria
de cualquier calle olvidada.