domingo, 31 de enero de 2016

El cuaderno



Hoy abrí un viejo cuaderno,
hojas olvidadas en el tiempo,
hojas en blanco y una poesía,
viejo cuaderno de ilusiones
de juventud, de amor, de luz,
de cenizas en los ojos y fuego,
fuego en la mirada y en el alma,
Renglones escritos en blanco, 
Renglones de lo que que sería,
Renglones de lo que yo quería,
hojas arrancadas con furia,
otras con demasiada pena,
hojas arrancadas sin llave,
Tantas veces con tenues luces,  
Tantas veces con largas sombras,
que leyendo esas lineas en blanco,
tan desnudas de lo que vendrá,
he querido reponer el cuaderno
al hermoso estante de la vida,
la vida, la única que dará luz
a esos, renglones que faltan.






sábado, 30 de enero de 2016

El almendro en flor



Ya está alegre el almendro,
ya caminan por los campos
esos, los rumores de su flor,
que van de canto en canto
entre la ardiente Candelaria 
y el bueno de San Antón.

Ya está alegre el almendro,
ya está pariendo la flor,
que como oleo encendido
ilumina las verdes umbrías
enamorando abubillas,
viejas reinas del encinar.

Ya está alegre el almendro
ya está derrochando alegría,
es amor puro, primer amor,
 que imagina las verdes allozas,
eternizando antiguos sueños 
que nos anuncian la primavera.

Ya está alegre el almendro,
ya está alegre su blanca flor
dueña de sus ansias de calor,
anhelando ser rauda conquistada
por furiosos tránsitos de abejas
que gozosas se entreguen sin dolor.







domingo, 24 de enero de 2016

Zuheros



La vida lo cubre todo
El aire huele a hierba
A aceite recién molido,
Deseos de mirarlo todo,
Deseos de tocarlo todo,
La tarde huele a besos
Y a piedras pequeñas
Que ven pasar al mundo,
La tarde huele a noche
Entre aromas de limonero
Y gatos que buscan calor,
La tarde huele a agua
Entre cristalinos sonidos
Y reflejos del pasado,
Un último rayo de luz
Se resiste numantino
A una noche vencedora
Iluminando el roquedal
Y un manto de olivos
El aire huele a hierba
A aceite recién molido
Y a leña de olivo viejo.
La niebla lo cubre todo,
Solo un ligero ulular
Atraviesa la noche junto
A besos, besos de amantes
Que en una sola vida

Nunca se han de olvidar.


sábado, 23 de enero de 2016

La siesta


La siesta . Julio Romero de Torres. 1900

Aromas de sur, entre geranios
anidan recios como sin querer,
Aromas de sur, entre calores
abrazados como amores incipientes
retornan cada tarde entre silencios,
esos bálsamos que menguan sentidos
instalándose sin prisas, como aquellas
frágiles naos que navegan sin brisa.
Aromas de sur, entre hierbabuena
y una vieja mecedora que resiste 
tozuda el linaje de los  tiempos,
sin prisas se hacen añicos las horas, 
 así, lentamente los ojos se ausentan.
Aromas de sur, entre susurros
transitan sin estremecer la tarde,
Silencios  que ni los jilgueros rompen,
hasta que los ojos vuelven del sueño
entre húmedos y frescos, aromas de sur.





domingo, 10 de enero de 2016

La Saeta


La saeta. Julio Romero de Torres


Va caminando en silencio
Abrazando a la madrugá,
Por la piedras de Capuchinos
Entrando de vuelta va,
Una corona de espinas
Y una madre por detrás.
No es comparable la pena
De una madre que  llora
Ni por dulce ni por buena
Por un dolor que enamora,
Cuantos llantos en soledad
Tras una cruz de oscuridad.
Es del pueblo triste cantar 
Entre silencios y alegrías
Que en la plaza del convento
Tres mudos testigos tendrá,
La Clemencia, los Dolores
y el Cristo de los Faroles.