domingo, 12 de junio de 2016

Añorando una poesía



Vuelvo mis ojos atrás
Y con ellos sueño, sueño
Cuando ser joven encadenó
Destinos en un largo estío,
Si, y me maldigo al sentir
Que te deseo y no te tengo
Y que ha pasado un día más
Otro nuevo  día sin gozarte…
Mañana abriré los ojos al despertar
Y tendré el sabor de tus labios
En mi boca, y el olor de tu piel
Impregnará tenue mi cuerpo,
Recordando ardientes sentimientos,
Sabiendo que mis dedos añorarán
Roces impacientes, jadeos húmedos
Suspiros desposeídos de ira,
Mañana abriré los ojos al despertar
Y solo veré arrugas en la cama
Sin rastro de tu olor, de tu sabor,
Ni musas que delaten tu presencia,
Por eso maldigo las horas que pasan
Y las horas que faltan para que las mieses
De nuestros sueños retoñen sin pasar.




No hay comentarios: