lunes, 28 de marzo de 2016

Niñez



Quizás,esa ninfa se ausentó entre nieblas,
Como los navíos que se alejan de la costa
Con el sabor del adiós del que no volverá,
Quizás, la vida no retornará y no por orgullo.
La naturaleza solo avanza sembrando ilusiones
Que a veces florecen, a veces se desvanecen
Entre primaveras que cantan con esperanzas
Y veranos que no siempre albergan estrellas.
Edad en la que no existen los planes futuros,
Donde el pasado es la escuela del mañana
Y una mano protectora mitifica la sangre,
Entre dádivas de hortelanos esperanzados,
Esperanza, el abono que fertiliza rapaces
Que retoñando , lloran y ríen con el viento.
Pero es en los ojos donde se pinta la luz
Que ha de iluminar el camino del velero
Cierta la estrella que ilumina navegantes
Entre oscuros laberintos de un mar de gozos,
Esas orillas que coronan las inocencias.






No hay comentarios: