domingo, 10 de enero de 2016

La Saeta


La saeta. Julio Romero de Torres


Va caminando en silencio
Abrazando a la madrugá,
Por la piedras de Capuchinos
Entrando de vuelta va,
Una corona de espinas
Y una madre por detrás.
No es comparable la pena
De una madre que  llora
Ni por dulce ni por buena
Por un dolor que enamora,
Cuantos llantos en soledad
Tras una cruz de oscuridad.
Es del pueblo triste cantar 
Entre silencios y alegrías
Que en la plaza del convento
Tres mudos testigos tendrá,
La Clemencia, los Dolores
y el Cristo de los Faroles.


No hay comentarios: