jueves, 11 de junio de 2015

Los pactos



Sobre los crisantemos descansan los suspiros,
los gritos silenciosos que dan paso al olvido
quizás naciera pronto, quizás nació herido
sin humildad y muchos reflejos de zafiros
Atrás, palabras arrojadas como cuchillos
ahora retornan tan  preñadas de silencios,
usufructos que brotarán entre los fríos cencios,
proyectiles de deseos que templarán bolsillos.
Todos los surcos miran con ilusión al cielo
ansias de veneros limpios que no desconsuelo,
saben los huertos cuanto necesitan el riego
pero ahora desconozco que sueñan los cielos,
uno y otros, entre abismos, desechando anhelos
así entre dolencias y ausencias rozamos fuego.







No hay comentarios: