domingo, 21 de junio de 2015

Camina



Camina, no detengas tu vida
Caminar no es vivir, es gozar,
Deléitate no te dejes capturar,
Puente breve de muerte vencida.

Agarra, aferra una sonrisa
Agua palpitante del destino,
Mi rumbo es ser perenne beduino,
Cambiar el azar siempre deprisa.

Navego al caminar busco la cima
Aquel que redima el olvidar y recordar.

Navegamos ese mar silencioso,
Ese océano sediento de ternura,
Piélago esmeralda, triste usura
y de siempre oscuro y brumoso.

Cuando amanece la copa vacía
Donde la nieve quema las sombras,
Cuando impías  alborean las alondras
Marchamos, bajo la eterna bujía.

Navego al caminar busco la cima
Aquel que redima el olvidar y recordar.

En la hermosura del camino
Se adivinan esos mis sentidos,
Vadear los corazones bandidos
A veces rosa a veces espino.

En el camino, la fiel palabra
Esas promesas de amor eterno
Cual mariposas en ese averno
Y que por siempre el corazón reabra.

Navego al caminar busco la cima
Aquel que redima el olvidar y recordar.


No hay comentarios: