jueves, 23 de abril de 2015

Ciudadanía


Islas de azahar que perfuman tiranías,
esas de los días apremiados por la luz
y de primeros rayos casi impertinentes,
pasan borrascas, entre veleros de aromas
entre brisas refulgentes que exhalan auras.

Veo como pasan indemnes los murmullos,
alegrías, penas, lagrimas, placeres eternos,
pasan reyes, pasan padres de la patria,
pasan imperios, pasan y pasan ilusiones
fugaces como pequeñas olas que acarician.


Caprichos lisonjeros de tiranos inclementes,
acechan sueños y envenenan manantiales
con engaños que enaltecen vilezas ocultadas,
ese es nuestro destino, o el cielo o la ciénaga,
algunos, apacible calma, otros rota el alma,

Y todos mirando sin mirar y viendo sin ver.





No hay comentarios: