lunes, 30 de marzo de 2015

Agua



Como lanzas de luz atraviesan las madrugadas,
Cristalinos fulgores que caminan sobre azules
Como Ángeles de sueños primorosos y olvidados
Haciendo que los jóvenes pájaros enseñen sus alas
Tan inocentes como melancolías que se estremecen.

Esos altos arrecifes de nubes y sedas  suavizadas
Que cubriendo la tierra como sombrilla protectora
Alivian girasoles,  que deseosos miran la luz que habla
Entre  húmedas lagrimas que halagan el curso del río
Caminando entre mariposas de esperanzas anónimas.

Las huestes calladas se derraman entre el terruño
preñando fértil al norte, al sur, oriente y occidente
tierra concubina forjada en memoria plena de fracasos,
Me pregunto cada noche, ¿porque nuestras catedrales
no están entre arroyos, ríos,lagos, mares u océanos?







No hay comentarios: