martes, 26 de agosto de 2014

El ciclo



Una rosa marchita llora en su pecho,
 el sueño de la vida se aleja de su orilla
cruzando junto a Caronte con remo firme,
ebrio de lagrimas derramadas, tragadas.
Caminamos de la mano de la vida,
caminamos de la mano de la muerte,
pasos afortunados, desafortunados pasos , 
la vida al alba ,  la muerte al atardecer.
La vida es una partitura inconclusa,
la muerte,la que pone fin al concierto,
no hay final sin un hermoso principio 
y que seria de la vida sin la muerte,
una triste obra de teatro inacabada
y es que la muerte, da lustre a la vida.
Solo al tomar el camino del tiempo
la vida y la muerte solas se diluyen
secando lagrimas , miradas amargas
aunque del pecho, fluyan aromas de rosa.



1 comentario:

Siloe Sombra dijo...

La vida esta a solo un suspiro, junto a la muerte...
Un placer leerte.
Reme.