domingo, 13 de abril de 2014

Liderazgo



Que fácil, volar entre azahares,
lejos está el mañana que vendrá
y cerca  los cauces reos de pesares.

Tiembla el día, gira al son que incubará
cuando aún el ayer arde entre somnolencias
el insinuante  viento hablará.

Algunas estrellas escasas de conciencias,
que andan seducidas por la oscuridad
y odiando astros que emanan esencias.

Que gallardo correo es la seguridad
como la amistad que ciega los ojos
de esas almas que malogran su voluntad.

Lazos rotos que empapan tus antojos,
lazos de rosas floreciendo al viento
lazos de niebla, llenos de sonrojos.

Si quisiste culminar tu argumento,
deseo de líder y líder en deseo,
olvidaste, que no tienes talento.


No hay comentarios: