viernes, 28 de marzo de 2014

Gozos


Anoche soñé,

Anoche estuve contigo,
Tú tatuabas mi espalda
con tus uñas apasionadas
y yo, yo simplemente gozaba.
Tu fuego me alucina
cuando escribes en mi piel
jugando a todo o nada,
cada vez que me tocas
arde mi fantasía.
Tomaré el fuego de tu volcán
porque con fuego se apaga el fuego
en el valle de nuestros deseos
sin reposo, porque hablamos de placer.
Desnudos nuestros cuerpos
en exuberante y brava danza,
acariciando tu blanco vientre
y besando la fuente de la vida.
Quiero sentir ese huracán en mi cuerpo
que humedezca nuestros ardores,
jadeantes pasiones fusionadas,
pintadas, como acordes de una hermosa balada.
Desde la lejanía siento tu perfume
el aroma que deja una batalla de amor,
oigo como cabalga tu corazón
y crepitan tus brasas de mujer.

Anoche soñé,
y no quise despertar.







No hay comentarios: