lunes, 24 de marzo de 2014

Alucinaciones




Las nubes rugen sobre el bosque
y el niño descalzo camina perdido
busca bálsamos de amor entre helechos,
Pálido y mudo se detiene entre sollozos
y entre la agreste espesura busca el camino 
como las gruesas gotas de lluvia al musgo.

Abandonado a su suerte, aun escucha

ecos preñados de temores ancestrales
añora las caricias de una madre olvidada,
 siente esa altivez amargada del bosque
junto a luciérnagas que pierden su luz,
 la belleza del bosque contra su angustia.

Oprimido, fatigado por sueño y hambre
siente sus primaveras emigrar de su cuerpo
¿Quien sustenta tus alas, niebla peregrina?
que hasta la garganta, temerosa de ti no grita
porque pasó el día de hacer un nuevo día,
acaso el camino se pierde olvidado 
o es que olvidado se pierde el caminante.

Anduvo entre miedos madurando gritos
bajo el viejo árbol de reflejos lunáticos,
acurrucó sus lagrimas de cristal claro
mientras el viento mecía ramas inmemoriales
que tomando un hálito de vida extenuada
abrazaron el blanco cuerpo del niño descalzo.

¿Porqué camina un niño descalzo por el bosque?
sin perfume ni aromas, sin color en las mejillas
mientras cantan ruiseñores y vuelan las torcaces,
entre cielos avergonzados por la ignominia,
horas calladas por un niño descalzo, abrazado
a un viejo árbol, a unas viejas ramas heladas, 
¿Porqué camina un niño descalzo por el bosque?


No hay comentarios: