viernes, 28 de febrero de 2014

Entre dos aguas


Entre dos aguas sueña una guitarra
sueña, sueños inertes y desnudos 
junto a las aguas bravas de los tiempos
siempre al sur del sur, en vida y muerte.

Entre dos aguas sueña una guitarra.

Ya las sombras extienden sus recuerdos,
las olas borran huellas de la arena
 custodiadas por la memoria del aire
ya solo quedan notas y bellos recuerdos.

Entre dos aguas soñó una guitarra

Soñó ser alma del flamenco puro, 
soñó ser una estrella fulgurante,
soñó ser luz en los cielos de todos,
soñó y sonó y el sueño vivió.

Los ríos fluyen camino de la mar
y  a veces abandonan su cauce
y a veces reina la crecida
y otras sin flores la sequía golpea.

Siempre  vivimos entre dos aguas
 entre dos aguas siempre fenecemos
porque los ríos también sueñan con la mar
obstinados amores en eterna soledad.


Hermoso romance de una guitarra
que entre dos aguas una vida soñó
y en el Puerto del Carmen libre voló.








1 comentario:

Carmela dijo...

Bellísimo post!
El arte nos hace olvidar las finitudes.Y en ello está la magia .

"Siempre vivimos entre dos aguas
entre dos aguas siempre fenecemos"

Abrazos