viernes, 13 de diciembre de 2013

El ultimo día de invierno



Por las ramas...
Por las ramas del almendro,
va caminando la vida
por las ramas del almendro,
besando sus brazos desnudos,
acariciando ardiente su fragua.

El sol....
El sol vierte su amorosa luz
mientras que Ostro hormiguea 
enjugando humedades añejas,
esas humedades idolatradas,
deidades enraizadas y soterradas.

Ya están.... 
Ya están los gorriones sonriendo,
ya trinan las alondras vespertinas
picoteando cortezas superfluas
ya despiertan savias adormecidas
cual himno de natural lascivia.

Ya lloran...
Ya lloran los pálidos, trémulos fríos
que anestesiaron tu esmeralda sangre,
sombrías tardes de verdes follajes,
de soledades palpitantes, cristalinas,
con ese inevitable olor a escarcha.

Ya sonríe....
Ya sonríe el almendro
porque por sus ramas
va caminando la vida,
ya sonríe el almendro
porque raudo,
encalarán sus ramas.



No hay comentarios: