lunes, 3 de junio de 2013

El viejo barco






Viejo quedo mi barco
viejo está el marinero,
mi vieja amiga, la mar
nunca guarda  rencor,
solo roza cada mañana
mi viejo barco con amor.

Sueño con las olas, sueño
con la mar, con mi vieja mar,
¿recuerdas nuestro pacto?
solo era bosque y ya admiraba
tu azul, tu verde, tus aromas
como amantes imposibles.

Nacer en la montaña
morir entre tus brazos,
esos melodiosos tentáculos
que se asoman con las mareas
besando mi podrida piel
con nostalgia samaritana.

¿Recuerdas mis caricias,
las de nuestra juventud,
días de  brumas envidiosas ,
de  cormoranes celosos y
blancas gaviotas solitarias
dormitando con los vientos.

Noches de galerna,
noches de estrellas,
noches de nostalgias,
noches de miserias,
noches de nieblas,
noches de temor.

Viejo quedo mi barco
viejo está el marinero,
mi vieja amiga, la mar
nunca guarda  rencor,
solo roza cada mañana
mi viejo barco con amor.




1 comentario:

SILOE dijo...

Que agradable pasear por tus versos...
Un saludo afectuoso.
Reme.