domingo, 24 de marzo de 2013

Venenos


Bésame, frío viento enfurecido,
pareces enamorado de mi rostro,
aun recuerdo aquella oscura noche
junto a la costanilla de los cipreses
que como gigantes atemorizados 
reverenciaron tu firme existencia
agitando perfumes entre las tejas.
El viento siempre es como el tiempo,
solo pasa, a veces dejando huella
a veces, suavemente,  sin ruido.
El tiempo, 
ese veneno que se  inyecta 
a la vida , ese añorado veneno
que siempre nos conduce hacia el final,
siempre implorando mas veneno,
esa pócima adictiva de hombres, 
ese veneno mortal,
ese veneno reverenciado
y algunas veces, 
un veneno innecesario.


1 comentario:

lidialaescriba dijo...

VENENOS LA VIDA, espacios, maravillas,silencios, que a veces son venenos!!!
poeta,maravilloso!
un abrazo fraterno
lidia