martes, 26 de febrero de 2013

Todo y nada



Ayer los vientos me llevaron
a esos abismos plenos de olvido,
a esas noches que caminan en silencio
buscando palabras, alientos y cálidos susurros.

Necesito tiempo para buscar utopías, 
las escondidas y escurridizas, esas 
Que yacen como  rocas inertes
e inamoviblemente invisibles. 

Madurando, el tiempo pasa
y con el los vientos retornan
desdeñados y obstinados en su caminar,
deshaciendo juventudes lejanas.

Quizás mis ojos, no gozaran ecos pasados
paisajes de antaño, transparentes arboles,
cargados de memoria iluminada, que
como sombras alargadas recorrerán 
mis dominios con aromas infinitos.

Esos vientos de seguro ,erosionarán
recuerdos apagados o silenciados,
nieblas moribundas en lejanas noches
sin sueños, ni rencores entrelazados,
viajeros hacia la mas absoluta nada.

Nada, 
la nada, es lo único que al final
queda, 
solo la mas absoluta 
nada.






No hay comentarios: