domingo, 21 de octubre de 2012

martes, 16 de octubre de 2012

La mirada



Dime que solea te canto
que con  la mirada tuya
y una sonrisa, me salvo.

Dime que solea te canto.

Y es que tus ojos me miran
con la claridad divina
de lagrimas clandestinas.



miércoles, 10 de octubre de 2012

Taranta del pinar



Abajo de un pino te amé
en un verano de sueño
Abajo de un pino te amé
nadie puso tanto empeño
cuanto ha visto ese pinar
y este rostro tan risueño.





martes, 9 de octubre de 2012

Taranta del molinero



Donde andará el molinero
el del  Guadaíra  vasallo
donde andará el molinero
de los trigales  lacayo
ya mueles blanca harina
y todo, gracias a mayo.


lunes, 8 de octubre de 2012

Fandango del caballo



¿Donde está mi corcel negro?
 pronto llega la romería,
puede que sea un poco viejo
pero trota con armonía
y me gusta  ser su dueño.


domingo, 7 de octubre de 2012

Soleares



¿A donde van mis cantares?
cuando tengo el alma hundía
y solo canto verdades.

¿A donde van mis cantares?
cuando no te tengo mi amor
y solo canto pesares.

Al viento va, al viento viene
si la copla es mi cadena
¿quien romperá mis quereres.?

¿A donde van mis cantares?

Al viento va, al viento viene
si te canto por no llorar
¿porqué de nuevo me mientes.?

¿A donde irán mis cantares?
cuando la muerte me alcance
¿hasta donde  mi romance.?



viernes, 5 de octubre de 2012

Caprichos

Dibujo Inma Serrano

Esa bella tarde de primavera
la cotidiana muerte paseaba
por jardines plenos de golondrinas
y crisantemos cortejados por amor.

Detenida ante la fuente de Venus
con sus cien caños de aguas cantarinas
quiso tocarla, mas el fresco mármol 
ni se inmutó.

Ofuscada continuó su caminar
observando bajo el roble centenario
a un viejo que alimentaba
a una bandada de palomas.

Eres mio pensó
mas vio al jardinero sobre la escalera
y cambió su caminar
eres mio, pensó.

Al llegar a la escalera
a una bella mujer observó
bajo el sauce llorón
y cambió su caminar
eres mía, pensó.

La mujer lloraba
en silencios de dolor,
cuando casi la rozaba
a un niño miró,
y cambió su caminar
eres mio, pensó.

El niño jugaba,
bajo el magnolio gozaba
y la muerte se acercaba,
la paloma se alejaba
y la muerte musitó,
eres mio.

El silencio 
conquistaba  el parque
las palomas volaban,
la bella mujer dejó de llorar,
el jardinero bajo de la escalera,
y el anciano se acercó,
y entre dientes se escuchó
que caprichosa es,

la muerte.

Pasado



Alma de los tiempos perdidos
Alma olvidada, alma extraviada
No sientes la savia de la vida en tus venas,
Vives sin rumbo, sin encontrar tu ensenada, 
tu refugio.

Perdido el convoy de la vida, la escolta no equivoca,
Toda la oscilación, los vaivenes acaecidos
En una existencia llena de antídoto de alegría
El pasado, 
El pasado queda.

Solo una semilla persiste inmune 
en la orilla del alma mía
Cual, rapazuelo de ojos vivaces, 
mantiene la esperanza
Certidumbre de ilusión, que retoza y brinca, 
desafiante
La tabla de salvación, a la que me aferro con pavor, 
para no perderla

Solo la ingenua primavera del presente mas aledaño,
Por si, engendrará y germinará, 
hasta provocar la floración
del presente eterno, el ahora, que será pasado
y del ahora, 
que pronto será el futuro más inmediato.

Así, los sentimientos y la pasión, 
ocultos tras un velo
Manarán sin impedimento, con júbilo y regocijo
Al servicio de los deseos mas efusivos, 
los deseos callados
Los deseos de un mundo doble, 
farsante, comediante y puritano

No, 
no me resigno, ,
me resisto a ocultar mis sentimientos,
mis deseos públicos a un aforo restringido, 
acotado por mi esencia
impugno y me rebelo, 
con quien pretenda la vuelta a la guarida del desamor
acepto, 
admito el riesgo, 
aunque sé, 
que la batalla del pasado, 

jamás ganaré.



jueves, 4 de octubre de 2012

Espina solitaria




Ay espina,
Triste espina solitaria.
Tanto que tuviste,
Tanto que tendrás,
triste canción de hoy,
bella balada de antaño.

No la conozco, 
la admiro desde mi lejanía,
idolatro sus aromas
y condenada estoy
a no poder rozarla,
solo admirarla puedo.

Dos extraños en la noche
de belleza  estremecida,
es hermosa la lluvia,
las gotas amando
terciopelos de aromas
con lascivia consentida.

Me gustan las tardes húmedas
veo mi rosa soñada
y envidio a la lluvia,
pero siempre,
siempre me tendras
de espino protector.

Maldito vendaval del norte
que mis rojos petalos hielas
desposándolos con el viento,
amancebándolos con la tierra,
que sola y sentenciada queda 
la espina.

Espina,
Triste espina solitaria
a tu amor has protegido
como centurión enfurecido,
Aunque Bóreas, ha vencido
Ay espina,
Triste espina solitaria.

Que tristeza queda,
que fría es la noche
y helada la madrugada,
Largo , crudo invierno
solitario y triste espino
conserva la esperanza,
la luz  llegará.

La luz, 
Con ella, lleguen los olvidos,
olvido el ardiente frio,
olvido las negras heladas,
olvido las infinitas soledades 
y olvido,  hasta los olvidos .

Ay espina,
Triste espina solitaria,
Ya florece tu pasión
la que con dulzura crece
embriagando soledades,
ya florece 
mi mas lejana atracción,
ese,
mi deseo imposible.