viernes, 5 de octubre de 2012

Pasado



Alma de los tiempos perdidos
Alma olvidada, alma extraviada
No sientes la savia de la vida en tus venas,
Vives sin rumbo, sin encontrar tu ensenada, 
tu refugio.

Perdido el convoy de la vida, la escolta no equivoca,
Toda la oscilación, los vaivenes acaecidos
En una existencia llena de antídoto de alegría
El pasado, 
El pasado queda.

Solo una semilla persiste inmune 
en la orilla del alma mía
Cual, rapazuelo de ojos vivaces, 
mantiene la esperanza
Certidumbre de ilusión, que retoza y brinca, 
desafiante
La tabla de salvación, a la que me aferro con pavor, 
para no perderla

Solo la ingenua primavera del presente mas aledaño,
Por si, engendrará y germinará, 
hasta provocar la floración
del presente eterno, el ahora, que será pasado
y del ahora, 
que pronto será el futuro más inmediato.

Así, los sentimientos y la pasión, 
ocultos tras un velo
Manarán sin impedimento, con júbilo y regocijo
Al servicio de los deseos mas efusivos, 
los deseos callados
Los deseos de un mundo doble, 
farsante, comediante y puritano

No, 
no me resigno, ,
me resisto a ocultar mis sentimientos,
mis deseos públicos a un aforo restringido, 
acotado por mi esencia
impugno y me rebelo, 
con quien pretenda la vuelta a la guarida del desamor
acepto, 
admito el riesgo, 
aunque sé, 
que la batalla del pasado, 

jamás ganaré.



No hay comentarios: