jueves, 4 de octubre de 2012

Espina solitaria




Ay espina,
Triste espina solitaria.
Tanto que tuviste,
Tanto que tendrás,
triste canción de hoy,
bella balada de antaño.

No la conozco, 
la admiro desde mi lejanía,
idolatro sus aromas
y condenada estoy
a no poder rozarla,
solo admirarla puedo.

Dos extraños en la noche
de belleza  estremecida,
es hermosa la lluvia,
las gotas amando
terciopelos de aromas
con lascivia consentida.

Me gustan las tardes húmedas
veo mi rosa soñada
y envidio a la lluvia,
pero siempre,
siempre me tendras
de espino protector.

Maldito vendaval del norte
que mis rojos petalos hielas
desposándolos con el viento,
amancebándolos con la tierra,
que sola y sentenciada queda 
la espina.

Espina,
Triste espina solitaria
a tu amor has protegido
como centurión enfurecido,
Aunque Bóreas, ha vencido
Ay espina,
Triste espina solitaria.

Que tristeza queda,
que fría es la noche
y helada la madrugada,
Largo , crudo invierno
solitario y triste espino
conserva la esperanza,
la luz  llegará.

La luz, 
Con ella, lleguen los olvidos,
olvido el ardiente frio,
olvido las negras heladas,
olvido las infinitas soledades 
y olvido,  hasta los olvidos .

Ay espina,
Triste espina solitaria,
Ya florece tu pasión
la que con dulzura crece
embriagando soledades,
ya florece 
mi mas lejana atracción,
ese,
mi deseo imposible.


No hay comentarios: