miércoles, 5 de octubre de 2011

Entre olivos y esperanza


Marchitas y olvidadas tardes
de macetas salpicadas de flores
luces ,sombras,  amados verdes
en abril con esa, mi  luna  temblorosa.

En un rincón del jardín del pasado
Entre una gallarda encina y
un hermoso limonero lunero
en bronce y mojado por  lluvias reza

El motor de una democracia
es un pueblo educado,
por ello una vida, por ello,
una solitaria muerte,
 lejos de su jardín. 


Al Ilustre Don Niceto Alcalá Zamora


1 comentario:

corazón verde...corazón de letras dijo...

Me gusta la nueva poesia, eso nunca cambiara en mi.Si me lo permites mi mariposa azul se queda aqui. Un saludo.