sábado, 27 de agosto de 2011

Memoria Iluminada




Cuando has de partir, toma la senda,
a tu espalda la mochila de la vida
rescoldos de esa hermosa guarida
apilados en esas hojas de leyenda.

Cuando el polvo ilumine mi anima,
los recuerdos aniden en la memoria
y la fronda albolafia detenga la noria,
entonces, nunca derrames un lagrima.

Porque mi amor, impregna tu ser
desde el ocaso hasta el amanecer,
a la luz de la luna y al calor del sol.

Fuerza poderosa que hicimos tejer,
me golpeaste dulce amor de mujer
solo a ti, te amé, maravilloso crisol.


Porque te amo.

No hay comentarios: