lunes, 20 de junio de 2011

La estación



El viejo reloj anuncia las siete
en una tarde de estío cualquiera
 ese tren ,que retorna de la rivera
esos pasajeros, ese, el ultimo billete.

Sol refléjate  en el hierro
hierro de la esperanza
hierro de la añoranza
 el camino es destierro.

El viejo reloj anuncia las siete
separando amantes en ilusión
que con sus lagrimas de pasión
de despedida, triste sainete.

No me olvides, nunca mientas
impetra la amante a su amor,
espérame, le implora con dolor
esas almas de amor sedientas.


El viejo reloj anuncia las siete
el ultimo tren como frío viento
roza los andenes ,triste cuento,
 los corazones rompe el estilete.


Cuantos amores has visto pasar,
cuantos amantes has visto llorar,
cuantas lagrimas viste derramar,
cuantas despedidas has de recordar.


El viejo reloj anuncia las siete,
reloj, que un día has de parar,
y como el viento has de cesar,
entonces por siempre
 la vieja estación, llora a las siete.


No hay comentarios: