jueves, 26 de mayo de 2011

La taberna del mar


Murmullos de recuerdos,
desde la solitaria  taberna del mar
escucho el canto de los océanos,
oigo lejana la dulce balada del mar,
historias de gallardas fatigas marineras.

Murmullos de melancolía,
frente a la botella que embriaga los recuerdos,
convaleciente de cicatrices hostiles del alma
 y evocando retratos de rebeldía adolescente
escucho la nostalgia a la luz de las velas 
en la taberna del mar.

Murmullos de recuerdos,
en las noches de galerna de hierro
cuando la luna se recuesta sobre la mar
y las calmas olas, embravecidas lloran, 
entonces,
oigo las voces de los hermanos extraviados.

Murmullos de añoranza,
miro la botella, a través del hermoso cristal,
navegando por los últimos  océanos de la vida
no más dóciles que las mareas de juventud
Inmisericorde gaviota ,que solitaria
 muere en la arena.

Murmullos en la memoria,
a veces la  mar se ríe
flotando entre  remolinos de espuma
galopando las olas sobre la tristeza,
madre hermosa eres, mar mía.

Murmullos de juventud
Atrás quedaron mujeres hermosas,
Atrás quedaron amores perdidos,
Atrás quedaron gozos  y sombras,
Por la mar solo por la madre mar.

Murmullos al atardecer de una vida,
adoro como aman los marineros a su mar
añoro las arenas bajo mis cansados pies,
cuando las olas hendidas  por mitades,
ofrendan el fruto de su vientre cansado.

Ya solo soy un hombre de la lejana orilla
deambulando entre tempestades de tinieblas,
sollozando por los abismos desgarrados
soy como el viejo olivo que escucha la mar
ya solo soy un murmullo entre silencios
en la vieja taberna del mar.



1 comentario:

lidia-la escriba-www.deloquenosehabla.blogspot.com dijo...

HERMOSO!GRACIAS...
UN ABRAZO ENORME,BESO
LIDIA-LA ESRIBA

MUCHAS GRACIAS POR COMENTAR