miércoles, 6 de octubre de 2010

Angustias del alma



Gardenia de belleza aterradora,
sombra y olvido de faunos
en amanecer de hojas muertas,
es el sepulcro de las iras de Eolo.
Besaré las brasas de tus labios
en  ese estanque moribundo
desde el canto de la lechuza
hasta la floración de los cerezos.
Llanos de almendros nevados
rodean tu cintura, fuego de luz
que ilumina el jardín del olvido
con perennes auroras de silencio.
Ese Reino de la oscura claridad, 
reino de poetas tras ausencias,
 de las soledades morada cálida y
caladero de pasiones de hombres.
Quien no ha soñado con murallas
derribadas por cantos de mirlos
y azuzados por halcones sedientos,
realidad y deseo de este mundo .
Perla sombría olvídate de las colinas,
lienzo de pintores, piedra de escultores,
gloria a tu decadencia, cándida realidad,
de conciencia y memoria intimista.
Saber que al final, no hay final,
Conocer una aurora dormida
en largos ocasos, prostituidos
por las oscuridades del alma.
Sueño que anuncia,sueño que conjura,
sueño de sombras, sueño de olvido,
Angustias de hoy,angustias del ayer
del mañana, y del perenne siempre.


2 comentarios:

Carmela dijo...

Sentido poema!
Cuando por los laberintos del alma la tristeza deja su huella parece que la oscuridad se esparce haciéndose eterna.

"Sueño que anuncia
sueño que conjura
sueño de sombras
sueño de olvido."
Muy bello !!!

lidia dijo...

hola amigo compañero de letras...gracias por pasar por mi blog...para mi el poeta está acá!
muchisimas gracias
un abrazo
lidia-la escriba