domingo, 6 de junio de 2010

Buscando la libertad



Cuando muere la libertad
golpeada por los necios
cuando se nace para morir
el destino no perdona.

Larga carretera solitaria
que el viento de los tiempos
conjuga las negras tormentas,
la intolerancia de los hombres.


El mundo sigue girando
sobre los ejes del poder
quisiera plantar un sueño
del que germine libertad.


Mía es la voz
que en silencio grita
por pueblos vejados
que nadie escucha.


No puede ser
que unos pocos
usureros
al mundo adulteren.


Un buen día
gentes corrientes
extenderán sus redes
pescadores de utopías.


Pedir la luna
besar las estrellas
estrechar una mano
el orbe por hermano.


Venid con nosotros
patricios del mundo
que las amapolas
rojas sangre son.


Temprano la mañana
llegará para las espigas
volverás a mis campos
preñados de libertad.



1 comentario:

Amelia dijo...

Tal vez los pescadores de utopías de este mundo consigamos algún día que nuestras redes estén llenas.
Mientras, rimaremos versos que se preñen de soles para alumbrar el camino.

Mil besos, POETA !!!