domingo, 2 de mayo de 2010

El tiempo imparable


No hay antes,
no hay después,
solo hay ahora,
solo instantes.

Presente, pasado, futuro,
tres jinetes en la eternidad
galopan por valles olvidados,
patronos de vida y muerte.
 
El tiempo es una imagen,
el tiempo es movimiento,
el mundo nace con el tiempo,
y el tiempo vive en el mundo.
 
A veces viajo en el tiempo
vuelvo a orígenes olvidados,
miro a un niño dormido
y una hermosa y verde parra.
 
Veo una luz fatigada
sonrisa en los labios
bello amor de reyes
abrigados en el tiempo.

No hay antes,
no hay después,
solo hay ahora,
solo instantes.
 
A veces viajo al futuro
no infiero lo que veo
no alcanzo la otra orilla
solo lloro como un niño.

Todo pasa velozmente
 la brevedad del momento
como la noche y el día es,
un acontecer de pensamientos
 
A veces, quisiera parar el tiempo,
pienso en la corriente de un río,
si se detiene el fluir del torrente
irremisiblemente,  la vida se agota.
 
Nuestro reino de los sentidos
gobernado por el tiempo está,
un general llamado movimiento
nos conduce hacia la eternidad.

No hay antes,
no hay después,
solo hay ahora,
solo instantes.


No hay comentarios: